La Embajada de la República de Argentina en El Salvador realizó un Foro de Reflexión enfocado en el tema “Mujeres y Cárceles”, donde destacaron la labor que la Dirección General de Centros Penales (DGCP) ejecuta en el Sistema Penitenciario, como la implementación del Modelo de Gestión Penitenciaria, Yo Cambio, las remodelaciones de los recintos y la creación de centros abiertos y granjas penitenciarias.

“Han constituido un espacio real al cual pueden transitar los privados de libertad que ingresan a las fases de confianza y semilibertad, colocando el régimen abierto en condiciones distintas para la conclusión de su pena”, dijo Laura Regina Andrade Cruz, representante del Instituto Universitario de Opinión Pública (IUDOP).

Agregó, “en cuanto a la educación es importante señalar que la inversión que han realizado ha traído beneficios para la población femenina del Centro Penal de Ilopango con la puesta en marcha de la educación tecnificada a través de un convenio entre la DGCP y la Universidad Francisco Gavidia”.

Durante el foro participaron diversas instituciones, entre ellas: Corte Suprema de Justicia (CSJ), IUDOP, Asociación de Capacitación e Investigación para la Salud Mental (ACISAM), Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) y el Consejo Nacional de la Niñez y la Adolescencia (CONNA).


En la actividad se contó con una exposición de libros escritos por privadas de libertad del Centro Preventivo y de Cumplimiento de Penas de Quezaltepeque, quienes formaron parte del programa Soy Autor, impartido por la Organización Contextos, quienes capacitaron a las internas durante seis meses, desde julio 2014 hasta el mes de enero 2015, con el objetivo que ellas plasmaran sus experiencias de vida en un libro, en contexto de encierro.


Gerardo Calderón, miembro de la OC, expresó: “a través de este proceso de aprendizaje, ellas fueron capaces de sentirse autoras de redactar un libro que describiera una parte de su historia. Entre las dinámicas para la elaboración de estos, realizaron la revisión del texto junto a sus compañeras. Finalmente los ilustraron a través de técnicas de rasgado, pudieron elegir fotos e imágenes de revistar que complementaran sus libros”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

Sembrando semillas de libertad