El programa arte y cultura del Modelo de Gestión Penitenciaria Yo Cambio, ha permitido que el privado de libertad, Juan Francisco Turcios Durán, de 40 años de edad y quien purga una condena de 6 años en el Centro de Cumplimiento de Penas de Usulután este aprendiendo el arte de pintar.

Participar en los programas de rehabilitación y reinserción le ha servido para aprender el oficio en los talleres vocacionales, fue en el recinto carcelario donde aprendió diferentes técnicas para crear cuadros, ya sea para retratar historias, paisajes, mares, flores, frutos y otros.

“Lo que alguna vez fueron prisiones, ahora para mí ya no lo son. Ahora son centros de rehabilitación y centros de aprendizaje. La palabra cárcel no existe, son escuelas donde estamos aprendiendo”, aseguró el interno.

Durante su estadía en el centro penal, Turcios Durán, ha participado como alumno en los programas de arte y cultura, hoy, en día se desempeña como maestro, enseñando a los demás internos, explotando las capacidades artísticas de los otros privados.

Asimismo, manifestó que durante las clases impartidas a los estudiantes se les enseña diferentes técnicas como: el surrealismo, impresionismo, abstractos, alto relieve, pintura en aguado y otros.

Este centro penal tiene participando en los programas de rehabilitación a 1,517 privados de libertad. A la fecha, la institución registra 22 mil internos de 15 centros penales del país.

El “Yo Cambio” tiene su base en el artículo 27 literal tercero de la Constitución que dice: “el Estado organizará los centros penitenciarios con objeto de corregir a los delincuentes, educarlos y formarles hábitos de trabajo, procurando su readaptación y la prevención de los delitos”.

En este sentido, la Dirección General de Centros Penales (DGCP) les crea a los internos las condiciones para que puedan volverse personas útiles y para que trabajen bajo la filosofía que el interno que sabe un oficio o profesión se lo enseña al que no sabe, creando hábitos de trabajo para su reencuentro con la sociedad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

Bajo prisión los adultos mayores celebran condición de adultez

Enero es el mes dedicado a las personas