El heroísmo más allá de las fronteras

El heroísmo más allá de las fronteras

- enSeguridad
217
0

La impactante devastación que dejó la erupción del volcán de Fuego en Guatemala el pasado 3 de junio, le dio la vuelta al mundo mostrando las imágenes del aterrador flujo piroclástico avanzando implacable, convirtiendo todo a su paso en un infierno calcinante de proporciones épicas, el resultado fue un desolador paisaje de cenizas, muerte y destrucción. El gobierno de la hermana nación declaró estado de calamidad en los departamentos afectados y convocó la ayuda internacional, para los sobrevivientes del siniestro. Un agente de la Policía Nacional Civil veía las imágenes por televisión y se preguntó, ¿porque no hacer algo al respecto?

William Canessa es un agente de la PNC oriundo del cantón San Isidro del municipio de Izalco en Sonsonate, se propuso con sus amigos realizar algo que valiera la pena para ayudar a los damnificados guatemaltecos. Recorrieron el cantón casa por casa solicitando víveres en insumos para donar a las víctimas.

“Yo vivo a la sombra de volcanes y ver esta gente necesitada, me hizo pensar que pude haber sido yo y mi comunidad, por eso vale la pena recorrer las distancias, porque el esfuerzo de ayudar a los demás, es lo que nos hace más humanos”. Mencionó el agente Canessa.

Colchonetas, granos básicos, zapatos, ropa, entre otros fueron parte del cargamento donado por los habitantes de San Isidro, 5 jóvenes y un micro bus fueron los medios para emprender el viaje de 230 kilómetros hasta la zona afectada. salieron a las 5 de la mañana con el sol a sus espaldas y recorrieron el camino hasta las 12 y 30 del mediodía, llegando al objetivo de su travesía.

Una espesa nube de cenizas cubría como un manto espectral al coloso de Fuego, mientras los albergues en Escuintla llenos de personas recibieron con los brazos abiertos la ayuda del grupo de jóvenes.

 

Luego de crear una sonrisa y dejar una huella de esperanza en el corazón de los hermanos guatemaltecos, volvieron sobre sus pasos hacía el cantón San Isidro, nuevamente con el sol a sus espaldas y acobijados por las estrellas.

“Siento que nadie es lo suficientemente pequeño para no hacer algo grande por los demás, todo esfuerzo es significativo, no importa si eres policía, o si eres un estudiante, lo que importa es que todo lo que hagas valga la pena, y si tus acciones tienen una repercusión buena para los demás, entonces es ahí cuando sabes que lo hiciste bien”. Manifestó el agente Canessa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

Naciones Unidas felicita a El Salvador por santificación de Monseñor Romero

El Sistema de las Naciones Unidas en El