El último rinoceronte blanco del norte, vigilado con armas las 24 horas, está al borde de la muerte

El último rinoceronte blanco del norte, vigilado con armas las 24 horas, está al borde de la muerte

- enActualidad
197
0

La muerte de ‘Sudan’, rinoceronte blanco del norte de 45 años de edad, significaría que quedarían en el mundo solo dos hembras de su subespecie, las cuales viven junto con el macho en la reserva de Ol Pejeta en Kenia. Todos están bajo vigilancia armada las 24 horas, para mantener a raya a los cazadores furtivos.

Los tres animales fueron trasladados a esta reserva africana desde un zoológico de la República Checa, en un intento por alentarlos a aparearse y salvar la subespecie. No obstante, la edad de los ejemplares ha complicado el proyecto, y a pesar de los mejores intentos del equipo veterinario local, ninguna cría ha nacido.

A finales del 2017, el anciano rinoceronte macho desarrolló una infección en una de sus patas derechas. Después de recibir el tratamiento se recuperó rápidamente, no obstante, sus cuidadores han descubierto que la infección ha regresado.

“Recientemente, se descubrió una infección secundaria y mucho más profunda debajo de la inicial”, explicó la reserva Ol Pejeta en un comunicado. “Ha sido tratada, pero preocupantemente, la infección tarda más tiempo en curarse, a pesar de los mejores esfuerzos del equipo de veterinarios [de Sudan] que le brindan atención las 24 horas, con todo lo que se puede hacer para ayudarlo a recuperar su salud”, reza el documento.

Los especialistas temen que debido a la vejez del macho la infección pueda matarlo. En esto caso, su subespecie se deslizará a la extinción. La última vez que se vieron rinocerontes blancos del norte en su hábitat fue en el 2007, actualmente se cree que ya no existen.

Tomada de: RT

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

24 propiedades incautadas vinculadas a caso Saqueo Público

La Fiscalía General de la República (FGR), inició