Elecciones en Venezuela: Nicolás Maduro gana las presidenciales según el Consejo Nacional Electoral y Henri Falcón cuestiona el resultado

Elecciones en Venezuela: Nicolás Maduro gana las presidenciales según el Consejo Nacional Electoral y Henri Falcón cuestiona el resultado

- enActualidad
138
0

El Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE) anunció este domingo la victoria de Nicolás Maduro en las elecciones presidenciales, en las que una parte de la oposición no participó. Según el ente electoral, con más del 90% de los sufragios contabilizados, Maduro ganó con 5.823.728 votos (67,7%) en una jornada que registró una baja participación del 46,01% que se convirtió también en protagonista.

En segundo lugar figuró el candidato opositor y exgobernador Henri Falcón, con 1.820.552 votos (21,2%). El tercer candidato y pastor evangélico Javier Bertucci obtuvo 925.042 votos. Falcón declaró antes del anuncio de los resultados oficiales que no reconoce el proceso y que “hay que hacer nuevas elecciones en Venezuela”.

La rectora del CNE Tibisay Lucena dijo, sin embargo, que los resultados electorales “deben respetarse”. Los comicios tuvieron lugar en medio de la peor crisis económica que atraviesa el país en su historia reciente.

La oposición tradicional llamó al boicot del proceso al argumentar condiciones injustas por la inhabilitación de sus principales líderes y partidos y las dudas sobre el CNE, al que acusa de partidista.

El presidente Nicolás Maduro, quien fue elegido en 2013 tras la muerte del comandante Hugo Chávez, gobernará por un periodo de seis años más (2019-2025).

“Cuánto me han subestimado”

En su discurso de victoria, Maduro dijo: “Volvimos a ganar, volvimos a triunfar”. “Somos la fuerza de la historia convertida en victoria popular, victoria popular permanente”, añadió.

Tras una ronda de aplausos de sus seguidores en el centro de Caracas, el mandatario expresó: “Cuánto me han subestimado…”En su discurso, Maduro destacó que ya no hay previstas más elecciones en Venezuela hasta 2020 por lo que se dedicará a atacar los problemas económicos del país, aseguró.

También dijo que convocaría a los candidatos que compitieron contra él en los comicios y a los líderes opositores que promovieron la abstención a un diálogo para hacer frente a la crisis que vive el país.

La abstención también gana en Venezuela: el análisis del corresponsal de BBC Mundo, Daniel García Marco

A mitad de la tarde, dentro del chavismo se daba por seguro el triunfo, pero se mostraban preocupados por una baja participación de entre el 50% y el 55%. Al final fue menos, un 46,01%, según los primeros datos del Consejo Nacional Electoral (CNE), una cifra muy baja para unas elecciones presidenciales.

El promedio de participación en las tres últimas elecciones presidenciales (2006, 2012 y 2013) fue de más del 79%, según los datos de Eugenio Martínez, periodista experto en procesos electorales.

Esa participación del 46,01% sería alta en otros países de la región, pero es escasa en Venezuela, donde este tipo de comicios presidenciales -sin segunda vuelta- atraen gran interés del censo.

El desencanto y la falta de confianza en Venezuela se reflejaron también este domingo en las elecciones presidenciales, celebradas en medio de la peor crisis de la historia reciente. Nicolás Maduro fue reelegido, pero la abstención también triunfó.

La baja participación es un éxito para aquella parte de la oposición que llamó al boicot por considerar que no se daban las condiciones para un proceso justo, reforzado por las denuncias este mismo domingo del candidato Henri Falcón, el segundo más votado.

Pero la baja participación muestra que no sólo los opositores, sino también los simpatizantes de Maduro se abstuvieron.

El resultado fue un golpe para la intención expresada por Maduro en campaña de alcanzar los diez millones de votos, una cifra que nunca pudo conseguir el carismático Chávez en momentos de bonanza económica.

En la elección del 30 de julio de la Asamblea Nacional Constituyente, el oficialismo, que competía sin rivales, superó los ocho millones de votos, según el CNE. En 2013, Maduro se impuso a Henrique Capriles con más de siete millones de votos.

La abstención reforzará la idea de Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea y más de una decena de países de América Latina de no reconocer los resultados y de ampliar posiblemente las sanciones.

Queda por ver qué hará la oposición con esos datos en el futuro. Antes y durante la campaña se ha mostrado nuevamente dividida y sin líder, papel que en parte podría querer asumir ahora Falcón, cuyo discurso de denuncia vuelve a coincidir con el de los abstencionistas.

Desconocimiento opositor

Henri Falcón, considerado como el principal rival de Maduro en estos comicios, denunció que el gobierno venezolano habilitó “puntos rojos” en las inmediaciones de los centros electorales con el fin de “comprar votos”.

En dichos quioscos, dijo Falcón, el Estado “había ofrecido pagos y bonos sorpresa” en lo que denunció como una “violación al acuerdo de garantías suscrito y a la Constitución”.

Reacciones

Más de una decena de países amenazó con no reconocer los resultados electorales del domingo y con aplicar más sanciones contra el Ejecutivo de Maduro.

Los gobiernos de Panamá y Chile se pronunciaron tras el anuncio del CNE para desconocer la validez de los comicios.

Y este lunes, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, aseguró que su país estudiará las “medidas oportunas” en el marco de la Unión Europea después de un escrutinio que, afirmó, no respetó “las normas democráticas mínimas”.

El gobierno del boliviano Evo Morales, en cambio, felicitó al presidente Maduro tras su reelección: “El pueblo venezolano soberano ha triunfado nuevamente”, escribió en Twitter.

El gobierno de El Salvador también saludó el triunfo de Nicolás Maduro.”El Salvador felicita a Venezuela y reconoce el resultado de las elecciones presidenciales”, señaló el ejecutivo del presidente Salvador Sánchez Cerén en un comunicado.

Desde Cuba, el presidente Miguel Díaz-Canel, envío una carta a Nicolás Maduro para “felicitarle” por su “contundente victoria”.

Por su parte, China, uno de los principales socios comerciales de Caracas, aseguró a través de un vocero del Ministerio de Exteriores que el gobierno y el pueblo venezolano pueden manejar sus propios asuntos y que todo el mundo debería respetar la elección del pueblo de Venezuela.

Horas antes del anuncio del CNE, el gobierno de Estados Unidos había advertido de que no admitiría el resultado y el secretario de Estado de ese país, Mike Pompeo, había calificado la elección como “fraudulenta”.

Deterioro económico

El presidente Maduro prometió en su discurso de victoria que en los siguientes seis años de gobierno se dedicará “al saneamiento de la economía” y a la “persecución de las mafias criminales”.

En el primer periodo presidencial de Maduro se gestó una aguda crisis económica que ocasionó desabastecimiento de medicinas y alimentos y desató la inflación más alta del mundo.

El mandatario señala como responsable del deterioro económico a una “guerra económica” encabezada por potencias como Estados Unidos. La oposición lo acusa de la mala gestión por la corrupción y el mal manejo económico.

Durante su gobierno, además, la Unión Europea, Estados Unidos y otros países han impuesto sanciones principalmente económicas contra funcionarios, como el propio Maduro, y la petrolera estatal PDVSA, casi única fuente de ingresos del país.

Fuente BBC Mundo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

Privados de libertad trabajan en reparación de centros escolares

La Dirección General de Centros Penales (DGCP) y