La vida en una pandilla es un final sin salida

La vida en una pandilla es un final sin salida

- enArtículos
277
0

Los líderes de las pandillas quitan importancia a las experiencias negativas de la calle o la cárcel a posibles nuevos miembros.

La realidad es que los pandilleros pasan gran parte de sus vidas huyendo o en la cárcel.  Puede que pasen años entrando y saliendo de la cárcel por motivo de delitos menores o que acaben en prisión por el resto de sus vidas por asesinato, robo, violación, extorsión, entre otros delitos graves.

A menudo, lo que empieza siendo “solo una pelea” acaba en lesión seria o en muerte. En la vida pandillera existe la noción de “siempre estar defendiendo el barrio”, eso significa estar en permanente pelea con los enemigos.

Lo que los líderes de las pandillas no dicen es que los pandilleros tienen una vida violenta, siempre mirando a su alrededor con la preocupación constante de ser atacados por los enemigos o capturados por la policía o Fuerza Armada.

La mayoría de pandilleros que fallecen no salen de su casa pensando que serán asesinados, y que ese sería el último día de sus vidas.

Las pandillas matan a sus enemigos sin compasión. Es 60 veces más probable que un pandillero acabe siendo víctima de un homicidio que una persona normal.

La silla de rueda

La prisión y la muerte no son los únicos peligros de unirse a una pandilla. Otro riesgo real es el de ser disparado o golpeado y acabar confinado a una silla de ruedas o a una cama debido a una parálisis.

Hay muchos pandilleros que están ahora confinados a sillas de ruedas después de ser balaceados. Sus vidas han cambiado por completo.

Tienen que depender de otros para que los ayuden con casi todo. Muchos nunca podrán crear una familia y los que ya la tenían, no podrán correr con sus hijos o hacer muchas de las cosas que la gente hace de forma rutinaria.

Muchos pandilleros que ahora están en prisión, o sufren de una parálisis a causa de una lesión sufrida a consecuencia de ser pandillero, están arrepentidos de haber ingresado a la pandilla.

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

Endurecen medidas de seguridad en centros penitenciarios

La Asamblea Legislativa aprobó en abril de 2016