Pandillero con niña privada toma ruta donde se apostaban los Jaguares en S.P. Perulapán

Pandillero con niña privada toma ruta donde se apostaban los Jaguares en S.P. Perulapán

- enSeguridad
277
0

Redacción Radar (7/7/18) En medio de la noche, sobre la abandonada línea férrea, entre plantaciones de maíz y maicillo, caminaba a empujones Sonia (nombre cambiado), una menor de apenas 12 años de edad.

Un pandillero de la MS que llegó anoche a su vivienda, a las afueras del municipio de San Pedro Perulapán, en el paracentral departamento de Cuscatlán, la obligó a salir de su casa, bajo amenazas a muerte en contra de su familia, para llevársela y entregarla a otros delincuentes, entre ellos un peligroso marero apodado Billy o Carnal, todos integrantes de la clica Hollywood LS, que delinque en la zona.

Para fortuna de la niña, el criminal que la llevaba por la fuerza de nombre Alexander Antonio Quintanilla León (27) alias Chito, tomó la ruta en donde,  gracias a las labores de inteligencia, se hallaba ubicada anoche de forma estratégica una patrulla de la Unidad Táctica Especializada Policial (UTEP) o Jaguares.

Al verse sorprendido por los Jaguares, a Quintanilla León no le quedó otra opción que detenerse, con la menor a la par, y atender los comando verbales que desde un lado del camino vecinal le obligaban a atender los agentes élite.

Mientras tanto, los sujetos armados de pistolas que esperaban por la llegada de su compinche y por la privada de libertad se aproximaron, auxiliándose con la luz de un teléfono celular, al punto donde se observaba a la pareja, mas no a la patrulla especializada.

De repente, de en medio de la maleza, los mareros armados escucharon los comando verbales de la UTEP que les conminaba a tirar las pistolas y rendirse.

Desoyendo la orden, los criminales abrieron fuego en contra de la patrulla, la que respondió al ataque de los terroristas.

José Alfredo Raymundo Barahona (26) falleció en el lugar, mientras que Billy Adonay López Barahona (19) alias Carnal o Billy corrió herido y se desvaneció a unos 300 metros del lugar del atentado, a raíz de la gravedad de las lesiones.

Su cadáver fue localizado por unidades del puesto de San Pedro Perulapán  y de la Sección Táctica Operativa (STO) que acudieron en apoyo de los Jaguares y rastrearon el área por donde huyó el terrorista dejando marcas de sangre.

Junto a los cuerpos sin vida las autoridades decomisaron dos armas de fuego cortas, una de las cuales es propiedad de la PNC con reporte de hurto desde julio de 2010.

En las próximas horas Quintanilla León será puesto en manos de las autoridades judiciales, acusado del delito de privación de libertad.

La oportuna intervención de las unidades de la Policía permitió que la menor fuera devuelta de inmediato, salva y sana, a su familia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

STO localiza a pandillero prófugo homicida ingresado en un hospital privado capitalino

Redacción Radar (12/7/18) El Trampa fue llevado de noche