PNC: cuando la propaganda negra se quiere hacer pasar por verdad

PNC: cuando la propaganda negra se quiere hacer pasar por verdad

- enArtículos
155
0

Redacción Radar (25/11/18) “Que el oficial, después de abusar de su víctima, fue evacuado en un helicóptero”…, “Que presentar que hay escenas de violencia no es apología del delito (sobre comics Oscuro)”… raptan niña… extraen órganos a niños secuestrados…

“Nunca debemos mentir por accidente, ni por dejadez, sólo a propósito” es una frase que se le atribuye al periodista inglés, Sefton Delmer, que durante la Segunda Guerra Mundial se encargó de minar la moral de los alemanes como jefe de la propaganda negra británica en dicho conflicto.

El ataque anónimo en redes sociales durante la semana que a poco concluye en contra de un oficial de policía, quien cuenta con una amplia trayectoria de más de 24 años de servicio profesional a la comunidad es la más reciente demostración del uso de propaganda negra.

La propaganda negra “tiende a ser encubierta por su propia naturaleza. Sus objetivos, identidad, significado y las fuentes de origen suelen estar ocultos”.

De este tipo de propaganda se señala como una de sus principales características “que la audiencia no es consciente de que alguien está tratando de influir sobre ellos, y no sienten que están siendo empujados o seducidos a actuar en una dirección o forma determinada”.

Uso de propaganda negra, entonces, tenemos como parte de la arremetida de los enemigos de la paz, de la tranquilidad, de la sociedad, en contra de la institucionalidad y sus logros, concretamente en contra de la Policía Nacional Civil y sus buenos resultados en el combate y prevención del delito.

Unos resultados que se muestran irrebatibles y palmarios como es la ostensible baja del delito en general, y del homicidio en particular.

Recordemos que el país viene de registrar en un mes, como fue el de agosto de 2015 y ante el estupor de los salvadoreños, un promedio diario de más de 30 asesinatos y, asimismo, el cierre en ese año con una tasa de 103 homicidios por cada 100,000 habitantes, una de las más altas del mundo.

Al contrastar esos números con el promedio diario de homicidios correspondiente a 2018 que desciende hasta 9 y previendo la disminución hasta cerca de 50 homicidios por cada 100,000 habitantes como tasación del homicidio al concluir el presente año, se comprueba con claridad la existencia del ataque de propaganda negra en contra de la PNC.

Una ofensiva que se pronostica crezca de forma notoria en la medida en que nos acerquemos a la culminación de importantes sucesos que se corresponden a un proceso democrático.

De la misma forma en que la Policía advierte constantemente a sus integrantes a observar las debidas medidas de autoprotección para salvar su vida y la de los suyos de los ataques armados, arteros y cobardes, de parte de las agrupaciones pandilleriles; de igual manera la PNC previene a la población a estar lista para discernir y distinguir la verdad frente a la propaganda negra.

Los autores de este tipo de propaganda pretenden desvirtuar la labor de prevención que la policía y demás instituciones han llevado a cabo y que apuntala con firmeza la baja del delito.

Uno de los ejemplos concretos de esta labor policial y de otras instituciones fueron los más de 22 mil niños, niñas y adolescentes de todo el país beneficiados con proyectos de prevención, una contribución a la baja del delito en el año 2018.

Estos proyectos fueron implementados por los Departamentos de Prevención de las 19 delegaciones a nivel nacional, entre los que destacó el denominado Liga Atlética Policial (LAP), uno de los programas preventivos con mayor aceptación en el país, que se desarrolló en los 14 departamentos del país con el objetivo de orientar a la niñez en el respeto de valores universales en ambientes sanos.

Estos programas contaron con el apoyo incondicional de la embajada de Estados Unidos en el país, la Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley (INL, por sus siglas en inglés), alcaldías, Ministerio de Educación (MINED) y cientos de comunidades, que permiten el cierre de un año con una notable disminución de los delitos.

Los autores de la propaganda negra pretenden minimizar y en el peor de los casos hacer invisible los frutos del trabajo de las dos manos inteligentes que a las puertas de un nuevo proceso electoral presidencial y del cierre de un periodo de gobierno se precian de acertados y exitosos.

En el caso del oficial de la policía, no existe víctima, lugar del supuesto hecho, investigación, detención, absolutamente nada.

En torno al comics Oscuro, no fue sino hasta que la Policía decomisó el material en el departamento de San Vicente, a raíz de su claro contenido de apología del delito, que apareció ante los medios uno de los responsables del entorno de la producción de los pasquines para admitir que el material si contiene “escenas de violencia, realidad brutal, palabras y escenas”.

Difamar, avergonzar o tergiversar son los propósitos de la propaganda negra.

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

Duro golpe a pandillas a nivel nacional deja más de 400 capturas

Redacción Radar (11/12/18) La Policía Nacional Civil (PNC)