Saca confiesa que le dio “varios millones” a ARENA

Saca confiesa que le dio “varios millones” a ARENA

- enEl País
102
0

El expresidente Antonio Saca aceptó ante el Juzgado Segundo de Sentencia de San Salvador que fue el cerebro de la desviación de fondos y admitió haber cometido los delitos de peculado y lavado de dinero.

En su declaración, Saca dio detalles que daba sobresueldos de $5 mil a $10 mil a exfuncionarios de su administración.

El exgobernante fue más allá, al revelar que fue el creador de todo un esquema en Casa Presidencial (CAPRES) para apropiarse del dinero y beneficiarse personalmente.

Relató además, que su lujosa residencia en el cantón El Carmen y dos haciendas de unas 450 manzanas fueron adquiridas con el dinero de Casa Presidencial.

Por si fuera poco, dijo en el tribunal que en una ocasión recibió 47 cheques con un monto de $13 millones 370 mil y luego se los pasó a Élmer Charlaix, exsecretario de la Presidencia, para que depositara ese dinero en sus cuentas bancarias.

En el tercer día del juicio, el exmandatario también aseguró que él se aumentó el sueldo de $5 mil mensuales que ganaba como presidente a $60 mil, además de haber lavado dinero de las arcas del Estado para la compra de haciendas, residencias de lujo, entre otras propiedades a través de sociedades ficticias.

Pero hay más. Pidió a los bancos privilegios, entre estos que no se identificara a quienes retiraban el dinero, ni se informara de las transacciones.
Reconoció que entregó dinero al partido ARENA, inicialmente $400 mil y luego “varios millones”. Asimismo, dijo que ordenó se le entregara $10 mil mensuales a su esposa, Ana Ligia Mixco.

Acordó con algunas empresas que el 80% del dinero recibido iba a destinarse a su grupo radial y el 20% quedaba en las agencias. Para buscar mejorar la imagen de la presidencia, se amplió el gasto en publicidad con fondos de gastos reservados.

Aseguró que la empresa de Jorge Hernández recibía $100 mil mensuales para aparentar el pago de servicios de publicidad a la Presidencia pero nunca los dio. Luego ese dinero lo trasladaba a sus empresas.

Entre 2006 y 2009 con dinero público a través de testaferros, adquirió al menos 17 propiedades que compró para su beneficio personal.

Saca se encuentra detenido en el penal de Mariona acusado de haber lavado $246 millones de los fondos asignados a la Presidencia de la República. Los $22 millones que supuestamente lavaron las diez personas, provenían de esos $246 millones, según la Fiscalía.

Además de Saca, que fue capturado en octubre de 2016, afrontan el proceso sus exsecretarios Privado, de Comunicaciones y de Juventud, Elmer Charlaix, Julio Rank y César Funes, respectivamente, a los que se suman Pablo Gómez, Francisco Rodríguez Arteaga y Jorge Alberto Herrera, quienes, según la Fiscalía ayudaron al exmandatario con la millonaria malversación.

“Esto que he declarado cuenta con mi total anuencia”, dijo Saca al finalizar su confesión en el Juzgado Segundo de Sentencia.
“Acepta usted haber cometido de manera dolosa los delitos de peculado y lavado de dinero”, le preguntó el fiscal a Saca; y él le respondió “sí acepto”.

Saca es el segundo presidente que enfrenta una vista pública por delitos de corrupción, luego que en 2015 el fallecido Francisco Flores fuera enviado a juicio por la malversación de $15 millones donados por el gobierno de Taiwán como contingencia para los afectados de los terremotos acaecidos en 2001.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

A bartolinas por receptación y hurto de motocicleta

En un procedimiento efectuado sobre la calle Gabriela