Se apertura sector especial para la atención y la salud de privados de libertad que tienen diagnóstico de tuberculosis

Se apertura sector especial para la atención y la salud de privados de libertad que tienen diagnóstico de tuberculosis

- enSeguridad
166
0

La salud de la población privada de libertad es una preocupación permanente del Sistema Penitenciario, la cual es parte de la política de la Dirección General de Centros Penales y además una obligación del Estado el garantizarla, por tal razón este día se apertura un sector especial para la atención de salud de internos que se encuentran en primera fase de tuberculosis.

La sede está ubicada en el Complejo Penitenciario de Izalco Fase I sector 2 en Sonsonate, el cual tiene capacidad para 563 privados de libertad. El objetivo es romper con el ciclo de esta patología en el sistema; además de dar cumplimiento al artículo 80 de la Ley Penitenciaria que mandata instalar centros especiales destinados para la atención y tratamiento de la salud física y mental de los internos.

La situación actual de los internos confirmados con la enfermedad y casos sintomáticos, son los siguientes: Al 28 de febrero de 2018, se tiene un total de 1,286 casos de tuberculosis confirmados y en tratamiento, de los cuales actualmente: 500 se encuentran en tratamiento con Fase I, que reciben tratamiento con cuatro tipos de medicamentos de manera continua diariamente, y 786 se encuentran con Fase II que reciben tratamiento programado con dos tipos de medicamento tres días a la semana o según prescripción médica quienes ya están superando la enfermedad.

En este sentido, la institución a través de la Unidad Médica Odontológica, está implementando múltiples estrategias, entre las que destacan: Gestión con instituciones nacionales e internacionales para la adquisición de equipo moderno para un diagnóstico oportuno de enfermedades infectocontagiosas. Mayor inversión en compra de medicamentos para atacar enfermedades de interés epidemiológico. Diseño e implementación de planes de abordaje a la problemática de salud de una manera integral para curación y recuperación de privados de libertad que lo ameriten.

De igual forma se realizan brigadas médicas y campañas de limpieza permanentemente en los centros penales y se mantiene el plan nacional en contra de la tuberculosis con la Unidad de Tuberculosis del Ministerio de Salud quienes a través de las unidades de salud locales administran los tratamientos.

El Sistema Penitenciario ha invertido en salud de los internos un aproximado de 1, 073,977.29 en medicamentos e insumos, además se cuenta con donación de medicamentos, adquisición de equipo médico de laboratorio, alimentación especial y asignación de uniformes para los enfermos.

Asimismo, ya se encuentra en funcionamiento equipo médico para detección de la tuberculosis, el cual fue donado por parte de la  Sección de Asuntos Antinarcóticos y de Aplicación de Ley (INL) de la Embajada de los Estados Unidos (EUA) en El Salvador, como parte de la iniciativa Regional Centroamericana de Seguridad (CARSI), la donación de las Móviles y equipos para Toma Gene Xpert asciende a un monto de  $372,337.50, consiste en dos camionetas móviles equipadas con cinco equipos geneXprt, 6000 cartuchos para procesamiento de muestras, cinco computadoras portátiles con su respectivo equipo.

Para atender el tema de la salud el Sistema Penitenciario tiene en funcionamiento de 25 clinicas y más de 200 profesionales de la salud. El sector que hoy se apertura para el tratamiento de la tuberculosis cuenta con una clínica especializada, y con un aproximado de 15 profesionales entre médicos y enfermeras que brindan la debida atención a los enfermos.

Actualmente, la Dirección General de Centros Penales se encuentra haciendo mejoras a la infraestructura de un centro penal con capacidad para 800 privados de libertad, el cual se estará aperturando el próximo 15 de marzo, lugar donde se albergarán internos con diagnóstico de enfermedades crónicas, terminales y degenerativas.

Asimismo este día se abren estos centros para que organismos como el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), autoridades de salud y organizaciones no gubernamentales ONGs, puedan consultar los tratamientos y atenciones que los privados de libertad reciben cumpliendo de esta manera con un sistema penitenciario, más digno humano y rehabilitante.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

Niños y niñas de La Unión sensibilizando a los conductores

Niños y niñas de la Brigada Infantil del