Señales que podrían indicar que un joven está involucrado en una pandilla…

Señales que podrían indicar que un joven está involucrado en una pandilla…

- enArtículos
494
0

No es extraño que los jóvenes empiecen a comportarse de forma diferente a la vez que desarrollan un sentido de su propia identidad e individualidad.

Es parte del crecimiento. Sin embargo, cuando alguien se une a una pandilla, hay cambios bastante extremos en la actitud, el estilo de vida y en el comportamiento.

Los siguientes patrones son comunes entre los jóvenes que se han asociado al estilo de vida de las pandillas:

  1. Disponen de repente de grandes sumas de dinero, de ropa nueva y cara o de posesiones materiales que no se pueden explicar con las fuentes de ingresos que se conocen.
  2. Desarrollan un interés obsesivo por las películas y música violentas.
  3. Exhiben cambios de comportamiento y cambian de amigos. Estos amigos pueden ser mayores y tener intereses bastante diferentes a los de su hijo.
  4. Muestran poco o ningún interés en las actividades familiares.
  5. Empiezan a actuar de manera paranoica o secreta ya que se ven inmersos en una cultura del miedo.
  6. Manifiestan una pérdida de su propia identidad.

Al observar este tipo de comportamiento en hijos, debe ser un llamado de atención para los padres, pues su hijo podría estar iniciándose en algún grupo de pandillas.

¿Qué puedo hacer para evitar que mi hijo se integre a una pandilla?

Escuche a sus hijos. No simplemente provea las necesidades básicas. Muchos de los jóvenes se involucran en pandillas porque creen que no tienen a nadie más en quien confiar. Comience por construir una relación con sus hijos más estrecha.

Comuníqueles mensajes positivos. Déjeles saber que ellos son importantes para usted. Crea en ellos y acéptelos. Ayúdeles a identificar y mejorar sus talentos y destrezas. Guíelos hacia actividades saludables y a encontrar maneras de sobresalir en lo que ellos disfruten haciendo. Recompénselos por sus logros y siempre asegúrese de que ellos sepan que son una parte muy importante de su familia.

Evite tácticas de miedo. Los jóvenes que están interesados o involucrados con pandillas usualmente no se intimidan porque su lealtad a la pandilla es más fuerte que cualquier otra lealtad. Ellos solo ven las cosas positivas, las consecuencias de sus actos a corto plazo. Calmadamente, hable sobre las consecuencias y realidades a largo plazo de una vida entre pandillas, por ejemplo, la cárcel, daños serios y aún la misma muerte. Explique lo que dice con hechos reales. Hábleles acerca de cómo las decisiones de hoy pueden afectar el futuro.

Encuentre maneras de ocupar el tiempo libre de sus hijos. Esté consciente de cómo sus hijos ocupan el tiempo libre e involúcrelos en actividades después de la escuela tal como deportes, actividades recreativas, danza, artes, u otras actividades. Explore intereses o pasatiempos que pueden ser divertidos y beneficiosos. Delégueles responsabilidades en casa, anímelos a que tomen un trabajo de medio tiempo, y siempre mantenga en observación el progreso en el estudio.

Pase tiempo con sus hijos. Planifique actividades que toda la familia pueda disfrutar, y también dedique y comparta tiempo individual con cada uno de sus hijos. Lleve y exponga a sus hijos a diferentes lugares como parques, museos, la playa, campamentos, o cualquier otro sitio que esté disponible y ajustable a su bolsillo. Visite centros comunitarios, bibliotecas, y otras organizaciones que ofrecen programas para familias y clubes para jóvenes.

Conozca bien los amigos de sus hijos. Anime a sus hijos a que inviten a los amigos a la casa. Conózcalos y sea una influencia positiva en sus vidas.

Ponga límites. Sus niños necesitan saber a temprana edad qué comportamientos son aceptables o inaceptables en su hogar. No deje que sus hijos estén afuera de la casa hasta altas horas de la noche o que pasen mucho tiempo solos en la calle sin ninguna supervisión. Usted no puede controlar todo lo que ellos hacen, pero usted sí puede estar enterado de dónde ellos van, y con quien andan.

No deje que sus hijos se junten con miembros de pandillas o que asistan a fiestas donde puedan haber pandilleros. Tampoco deje que sus hijos escriban o practiquen nombres de pandilleros, símbolos, o algún otro tipo de señal de pandilla.

No compre ni deje que sus hijos se vistan con ropas de estilo pandillero. A los jóvenes les gusta expresarse a través de la ropa que visten. Sin embargo, muchas veces hay una línea muy fina entre un estilo juvenil de vestir y un estilo pandillero. Usted debe volverse un experto en el estilo de vestir y comportamiento de las pandillas en su área. Este conocimiento le ayudará a determinar y poner límites en el estilo de vestir de sus hijos.

Trabaje con su comunidad. Únase a otros padres y miembros de la comunidad para proveer y fomentar oportunidades de recreación y programas que sean atractivos a los jóvenes, y actividades comunitarias que desarrollen la autoestima, confianza, y respeto propio.

Si usted piensa que su hijo pertenece a una pandilla, debe hablar con el maestro de la escuela. También puede hablar con un agente de la Policía Nacional Civil (PNC) para pedir asesoría, la PNC cuenta con psicólogos que les pueden ayudar, la ayuda es gratuita.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

PNC debilita peligrosas estructuras de pandillas

En los últimos días la Policía Nacional Civil