Soltaron al otro joven y huyeron ante un inminente encuentro con los Jaguares en Moncagua

Soltaron al otro joven y huyeron ante un inminente encuentro con los Jaguares en Moncagua

- enSeguridad
307
0

Redacción Radar (13/5/18) Jorge y Nelson – la identificación se resguarda por su seguridad- salieron la tarde de este sábado rumbo a una cancha de futbol situada a las afueras del municipio de Moncagua, en el oriental departamento de San Miguel.

Como jóvenes fanáticos e integrantes de la bulliciosa barra que acompaña al equipo femenino de futbol de su lugar de origen, ambos partieron entusiasmados de disfrutar del encuentro deportivo y a lo mejor de una victoria del cuadro de mujeres.

Cuando más elevaban los cánticos, motivados por el juego de las jovencitas, ahí en la cancha del caserío Llano del Higo, del cantón El Cerro, de la municipalidad antes apuntada, apareció un grupo de pandilleros armados.

Al tiempo que el encuentro deportivo quedó suspendido a raíz de que los terroristas se llevaron por la fuerza a Jorge y a Nelson, la Policía de Moncagua comenzó a recibir los llamados de auxilio de los testigos del rapto de los jóvenes.

Asimismo los agentes solicitaron el apoyo de los Jaguares, la élite Unidad Táctica Operativa Policial (UTEP) que mantiene una presencia estratégica en la zona, desplegando de inmediato un amplio dispositivo de búsqueda.

Los terroristas de la MS huyeron en dirección de unas quebradas y cerros que sobresalen en la zona rural de Moncagua, y en un área de difícil acceso, ante la presión de las unidades policiales y especializadas, soltaron a una de las víctimas, que se libró de una muerte segura.

Tras el rescate, las autoridades presionaron aún más con el dispositivo de búsqueda y al poco tiempo los terroristas se vieron obligados a dejar a la segunda víctima y huir en desbandada por los cerros ante un inminente tope con los Jaguares y los policías de Moncagua.

Jorge y Nelson regresaron a casa sanos y salvos, gracias a la cooperación entre pobladores y la policía, colaboración que evitó una tragedia en el seno de dos familias.

Apenas el viernes anterior la presión de la Policía obligó a un grupo de pandilleros a liberar en esta capital a un pastor evangélico, raptado mientras conducía una motocicleta en la comunidad Las Palmas, devolviéndolo sano y salvo a su familia.

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

STO localiza a pandillero prófugo homicida ingresado en un hospital privado capitalino

Redacción Radar (12/7/18) El Trampa fue llevado de noche